image1 image2 image3

JEWELRY DESIGN

Fashion Revolucion, es más que un día

 

Foto: FashionRevolutionChile

Mañana jueves 24 de abril será  FASHION REVOLUCION DAY,  día en que se conmemora un año del derrumbe de Edificio Rana Plaza en Bangladesh, en donde murieron más de 1.000 personas y los heridos superaron las  2.000 personas. De hecho la cifra de personas trabajando en ese edificio de 8 pisos podía llegar a las 5.000 personas, que fueron obligadas a trabajar a pesar que el día anterior se había evacuado el edificio a causa de las grandes grietas que aparecieron en éste.
En este edificio habían 4 fábricas, varias tiendas y un banco, además de la guardería para los hijos de los trabajadores. Las jornadas laborales eran extenuantes, mal pagadas y por lo que se sabe el mal trato a los trabajadores era una práctica común. Es por eso que se levantaron voces para criticar a las marcas que tenían a gente trabajando en ese edificio y que lo negaban, como también y más importante aún preocuparse por quienes trabajan en el mundo del vestuario y son mal tratados, explotados, usufructuando de sus vidas, sin voz para defenderse porque tienen que trabajar sino no comen, así de simple. 

Es aquí cuando surge la idea de revolucionar el mundo preguntándose,  quién hace mi ropa?, la marca o fábrica que hizo mi ropa le paga un salario justo a sus empleados, les brinda un lugar seguro para trabajar o utilizan a niños, mujeres y hombres indiscriminadamente.  Se han hecho esa pregunta alguna vez?. Confieso que con otros objetos estaba acostumbrada al Made in China o Taiwan y uno se preocupaba de la calidad del producto pero no de quien los hace, así que hice el ejercicio en el verano, miré la etiqueta de un vestido de transformé en falda, de una conocida marca y decía: Hecho en India y lo primero que pensé fue que lo envian hacer allá por su bajo costo y si es así es porque al obrero que lo hizo también le pagaron muy poco. Y así sucesivamente, mire otros objetos, incluso decorativos y se darán cuenta que también están hechos en países lejanos, seguramente por su bajo costo de elaboración, en vez de dar a trabajo en nuestro país, que tanto hace falta.

La idea de este día es concientizar a todos que detrás de cada objeto hay una persona, no sólo máquinas que lo hicieron y que las grandes empresas valoren y cuiden a su personal y aunque externalicen sus procesos productivos se preocupen que aquellas otras empresas cumplan con esto. Cómo podemos ayudar a que esto se lleve acabo?, prefiriendo a las marcas con conciencia social, la idea del trabajo  justo es un derecho.

Con todo esto en mi cabeza, vi con sorpresa en Semana Santa en un Canal del Cable la película "Alberto: Quién sabe cuanto cuesta hacer un ojal", película basada en la juventud de San Alberto Hurtado, de quien me declaro admiradora, y del trabajo que realizó para su tesis y así obtener su título de abogado. 
Yo sabía de su fuerte labor por el trabajo obrero, su profunda conciencia social, pero no recordaba o no sabía del trabajo de investigación que hizo sobre el trabajo a domicilio de las costureras, por eso el titulo de la película. Pensar que  él en 1923 con su tesis puso hincapié en las falencias que sufrían los trabajadores y hoy en 2014 existan las mismas carencias es para avergonzarnos.

Si quieren saber más detalles: Fashion Revolucion Chile en facebook, www.tph.cl 

Nos leemos.
Andrea.


Comparte esto:

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario